autopista A-5 Extremadura

Autopista A-5 de Extremadura.

El volumen del transporte de mercancías de camiones extremeños ha aumentado un 5% durante el primer semestre de 2014 con respecto al mismo periodo del año anterior, debido a la recuperación económica y al mejor comportamiento de mercados como Madrid y Andalucía. Además, a estas cifras se unen también otros aspectos positivos, como una subida en los precios.

Actualmente, se está produciendo un aumento de la actividad en las regiones españolas a las que más camiones extremeños se dirigen, como son Cataluña, la Comunidad de Madrid o Andalucía. Así, en Madrid ha aumentado el transporte de productos de alimentación y en Cataluña el de elementos sanitarios de las viviendas, aislantes y otros productos relacionados con la construcción.

Por su parte, en el área levantina y andaluza se ha apreciado un incremento de la actividad de productos alimentarios o relacionados con el turismo, mientras que en Portugal se mantienen las cifras de viajes, sobre todo envases y bebidas.

Fin de las caídas

Este aumento de las ventas supone que el sector deje atrás las caídas que venían sucediéndose desde 2007, que se vieron frenadas en el último semestre de 2013, similar al primero de este año.

Según ha señalado el presidente de la Unión de Cooperativas de Transportistas de Extremadura (Ucotranex), Rafael Rodríguez, «en 2007 comenzó el descenso en ventas y actividad en el sector y las cifras fueron muy malas en todo el periodo de crisis hasta que empezó a verse algo de luz a finales de 2013«.

Por tanto, este último año supone un cierto «respiro» al sector, tras años «muy difíciles», y aunque aún es pronto para hablar de nuevas inversiones, algunos socios sí han incrementado ligeramente su flota de camiones para hacer frente al aumento de actividad.

Rodríguez ha recordado que las empresas del sector se vieron obligadas a reducir el número de camiones en un 25% con respecto a 2007, pero no por una menor actividad, sino por la nueva normativa estatal sobre tributación por módulos. Además, las empresas extremeñas mantienen, en líneas generales, sus plantillas al mismo nivel que en 2007, y por ello pueden afrontar este aumento de actividad.

En su opinión, los retos del sector de aquí a final de año pasan «por seguir creciendo», para «limar» las pérdidas obtenidas desde el inicio de la crisis hasta 2013.