parking

Solo en Europa, el transporte por carretera ingresa 500.000 millones de euros.

«El transporte por carretera es el torrente sanguíneo del comercio global y un eslabón crítico para abrir paso a la prosperidad internacional», según reza un manifiesto publicado por la IRU esta misma semana.

Según los datos de la organización internacional, el sector suma un 5,7% del empleo mundial y en toda Europa acumula cinco millones de trabajadores y unos ingresos totales de 500.000 millones de euros.

Sin embargo, a pesar de su volumen, el sector se enfrenta a retos de gran calado relacionados con la digitalización, la escasez de conductores, el cambio climático, las incertidumbres geopolíticas a nivel mundial o el pobre entorno de trabajo en que se mueve el transporte.

Con el fin de hacer frente a este escenario, la IRU llama a promover una mejor movilidad aprovechando todas las potencialidades que tiene el proceso de transformación digital.

De igual modo, la organización pide a las autoridades que mejoren la seguridad de los conductores profesionales, con el fin de hacer más atractivo el sector y generar nuevas oportunidades para colectivos que suelen ser refractarios a buscar trabajo en el transporte por carretera, como las mujeres o los jóvenes.

Así mismo, por lo que respecta a la responsabilidad medioambiental pide que el mercado de vehículos industriales acelere la adopción de nuevas tecnologías y que se analicen en profundidad nuevas aproximaciones al acceso de los vehículos comerciales a las áreas urbanas.