El sector del transporte reclama bajadas en los precios de los combustibles acordes con los retrocesos que está viviendo el precio del crudo en los mercados internacionales.

Así pues, si hace unos días, portavoces de CETM reclamaban una mayor vigilancia de las autoridades en relación con la repercusión del descenso del precio internacional del barril del petróleo en el precio que se paga por el gasóleo en surtidor, ahora Fenadismer reclama al Gobierno que intervenga el precio de los carburantes.

La organización empresarial estima que «una vez más se demuestra la poca sensibilidad mostrada por las principales compañías petrolíferas con la sociedad española, a las que no parece importarles mucho la gravísima situación económica que atraviesa nuestro país, y que exige por todos los agentes económicos su máximo compromiso y aportación para contribuir a la salida de la actual crisis».

En este mismo sentido, Fenadismer estima que de facto se está produciendo una «elevación artificial e indecorosa de los precios de los carburantes en España» que afecta de manera especial a «los cientos de miles de transportistas españoles que diariamente están llevando a cabo una labor tan fundamental y necesaria para para la población española».

Por estos motivos, la patronal solicita al Gobierno una medida de difícil aplicación práctica para evitar «una actuación insolidaria y abusiva por parte de las principales petroleras españolas».