La sociedad española valora especialmente la actividad que han desarrollado las empresas de transporte de mercancías por carretera durante la crisis sanitaria.

Una reciente encuesta elaborada por GAD3 para la Fundación Corell refleja que tres de cada cuatro españoles aseguraban haber mejorado la imagen y la percepción que tenían del sector del transporte, casi al mismo nivel que el que han tenido los profesionales sanitarios.

Así mismo, esta valoración positiva del sector transportes es uniforme, sin distinción por edad o zona geográfica.

Al tiempo, el estudio revela que, tras la crisis, más del 55% de los españoles considera que el sector transporte no recibió y sigue sin recibir la ayuda necesaria por parte del Gobierno y, en este mismo sentido, un 86% de los españoles considera que el sector transporte debería contar con el apoyo y la protección del gobierno y de las autoridades, por tratarse de un servicio esencial para la sociedad.

Esta percepción se produce en un momento desfavorable, en el que, según los datos de Astic, un 40% de las empresas se vieron afectadas por un ERTE a lo largo de la crisis sanitaria.

De igual manera, la asociación de transporte internacional sitúa también entre un 25 y un 50% de viajes perdidos para un 40% de las empresas.

Además, para un 80% de las empresas es fundamental que las administraciones respondan con una reducción de las cotizaciones sociales, seguido de un adelanto de las devoluciones por gasóleo profesional.