Según los registros que maneja Astic, el transporte de mercancías por carretera continúa por debajo del 20% de los volúmenes que se registraban a estas alturas del pasado 2019.

Durante el confinamiento la actividad del transporte de mercancías por carretera pasó de registrar un aumento del 130% al comienzo de la emergencia sanitaria, debido al mayor consumo de alimentos y productos de higiene, a una caída del 50% sobre la actividad normal en la primera semana de abril, para situarse actualmente un 30% por debajo de sus niveles habituales.

Así mismo, el transporte de productos de alimentación y de higiene aumentó por encima del 40% durante la declaración de Estado de Alarma, frente al mismo periodo en el ejercicio anterior.

Del mismo modo, el consumo de peajes internacionales se ha resentido en la primera quincena de abril, con una caída de un 52% el 20 de abril, para, posteriormente, recuperarse lentamente y estabilizarse a lo largo del mes de mayo en cifras un 30% menores de lo normal.

En cuanto al transporte pesado hacia Europa, en las primeras semanas de abril se ha registrado un descenso de un 0,6% que después ha ido recuperando hasta colocarse un 0,3% por debajo de lo normalen la primera quincena del mes de junio.

Ante los rebrotes que se están produciendo en España, Ramón Valdivia, secretario general de la patronal reclama que «los poderes públicos deberían evitar su modus operandi habitual de ‘esperar y ver’, e intervenir para reforzar las medidas de protección hacia este sector, para evitar contagios”.