Los transportistas autónomos vascos, agrupados en Hiru, han formado este viernes una caravana de camiones entre Oyarzun, en Guipúzcoa, y San Sebastián, para denunciar la situación que vive el sector, y que como las convocadas en días pasados en Pamplona y Vitoria, ha tenido una amplia participación.

Su objetivo, en este caso, era reclamar a la Asociación de Empresarios de Guipúzcoa, Adegi, que facilite la revisión de las tarifas de transporte, además de pedir frente a las Juntas Generales que la Administración apoye al sector «en lugar de castigarlo con la imposición de peajes o con cambios en la fiscalidad«.

Así lo explican desde Hiru, que está apoyando el paro convocado en el transporte de mercancías al considerar que sus reivindicaciones coinciden con las reclamaciones llevan realizado desde 2008.

«El transporte está parado porque la situación no permite trabajar«, aseguran, por lo que deben ponerse en marcha medidas para garantizar la supervivencia de la red vasca de transporte. Además, el lunes está prevista una reunión con el Gobierno de Navarra.

Principales reclamaciones

En este contexto, consideran que el sector necesita actuaciones de carácter integral para garantizar el futuro de un transporte propio que al servicio de la red industrial de la zona: «Si desaparece el autóctono, el que realice el transporte será ajeno, caro e ineficaz«.

Por otro lado, piden a las administraciones vasca y navarra el establecimiento de una cláusula de obligado cumplimiento por parte de cargadores y transportistas para actualizar el precio del transporte en función de la variación del gasoil.

También reclaman la eliminación de las cláusulas que dilaten los plazos de pago en los contratos de transporte, e igualmente creen que la normativa debe impedir que se pueda trabajar por debajo de los costes. Otra de sus reivindicaciones es que se actúe de manera coordinada ante las cooperativas falsas y las empresas buzón.

En cuanto a la edad de jubilación del transportista, que esperan que se fije en 60 años, explican que si bien las administraciones regionales no puedan legislar en este asunto, sí se pueden aumentar las ayudas al abandono de la actividad para autónomos de más de 58 años o que sufren enfermedades profesionales graves.

Respecto a los peajes a los transportistas, desde el sindicato recuerdan se está excluyendo del pago al resto de usuarios e intervinientes en la cadena de transporte: cargadores, agencias de transporte, distribuidores de las mercancías, y usuarios finales de la misma.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110