FVET señala ocho poblaciones del área metropolitana de Valencia en las que, a su juicio,«es imposible aparcar vehículos pesados por la falta de espacio específico».

La asociación empresarial indica que estos municipios son Alboraya, Burjassot, Massamagrell, Mislata, Picassent, Rafelbunyol, Torrent y las afueras de la ciudad de Valencia, zonas en las que el tráfico rodado de vehículos pesados necesita acceder a los polígonos industriales para cargar y descargar.

Así mismo, fuera del entorno metropolitano de la capital del Turia, FVET también indica la falta de estacionamientos para camiones con unas mínimas condiciones de seguridad y servicios en Alberique y Ribarroja del Turia.

Según los cálculos de FVET, la flota de camiones que necesita de este servicio supera los 5.000 vehículos, en una situación que sobre todo afecta a aquellas medianas y pequeñas que no tienen bases propias, que se ven obligadas de aparcar sus vehículos en zonas de riesgo como calles de polígonos o solares a las afueras.

Por este motivo, la patronal valenciana «considera necesario agilizar la implantación de este tipo de dotaciones relevantes para el sector y va a trasladar esta información a la Administración a quien demanda que se saque suelo público para este uso y, sobre todo, que se acondicione, para garantizar unas condiciones mínimas, como que la zona esté vigilada y cuente con zona de descanso, servicios y aseos».