La Asociación Europea de Almacenaje Frigorífico y Logística, ECSLA, a la que pertenece la organización empresarial española Aldefe, ha reclamado a las autoridades europeas y españolas que tomen medidas en favor del almacenamiento y transporte frigorífico para asegurar el abastecimiento de alimentos durante el Covid-19.

Para mantener la distribución alimentaria a lo largo de la cadena de suministro de temperatura controlada y para que la logística continúe funcionando, solicitan que se reconozca que es un servicio crítico.

El objetivo es que se garantice el paso rápido en las fronteras de los camiones refrigerados y permitir la circulación por los carriles verdes destinados a servicios de transporte esenciales a los camiones refrigerados, en caso de ser necesario.

Desde ECSLA, también han pedido la suspensión temporal de las horas de conducción y descanso de los conductores de camiones refrigerados y las restricciones en las horas de entrega y levantar las prohibiciones de conducir para permitir el suministro continuo de alimentos esenciales.

Las empresas de almacenaje frigorífico y logística constituyen un eslabón crucial en la cadena de suministro de alimentos. En el caso de los miembros de la Asociación, dirigen cámaras frigoríficas públicas en toda la UE con una capacidad de más de 60.000.000 m³, de los que España cuenta con 10.000.000 m³.

El buen funcionamiento de la cadena de temperatura controlada es esencial para seguir trasladando los alimentos de las granjas y los fabricantes a los puntos de venta en toda Europa. Las cadenas de suministro de alimentos perecederos y congelados deben mantenerse operativas y se debe hacer todo lo posible para garantizar que continúen funcionando sin interrupciones.