Circulacion en las carreteras francesas

OTRE considera que esta decisión no afecta a sus objetivos de defensa de sus asociados.

El Tribunal de Apelación de París ha anulado la decisión del Ministro de Trabajo galo respecto a la representatividad de la organización profesional OTRE, ya que estima que no cumple con los requisitos de transparencia financiera y equilibrio territorial de sus efectivos.

La organización, que sostiene que la sentencia es «totalmente injusta» y no ha tenido en cuenta los argumentos de hecho y de derecho presentados, considera que sólo se ha hecho un análisis superficial de los documentos.

El fallo judicial llega cuatro año después de que presentaran un recurso varias organizaciones profesionales, que según denuncia la entidad, nunca han tenido que probar su representatividad.

De hecho, el propio Consejo de Estado ha establecido en julio de 2016 que cuenta con una representatividad «incontestable«, por lo que este proceso supone, según ellos, una «afrenta» a las 3.000 empresas que forman parte de la organización, así como a sus trabajadores.

En cualquier caso, desde OTRE han relativizado el alcance de la decisión del tribunal, ya que consideran que no afecta a sus objetivos de defensa de los intereses de sus asociados. Además, han presentado otra solicitud al Ministerio de Trabajo, conforme a la nueva legislación de representatividad profesional, y esperan un informe favorable al respecto.

Un proceso iniciado en 2009

La organización, nacida en el 2000, obtuvo el reconocimiento del Ministerio en 2009 como organización profesional representativa dentro del ámbito del transporte por carretera y las actividades auxiliares, pero la Unión de Federaciones del Transporte (UFT) interpuso una demanda en nombre de organizaciones como la FNTR o Unostra.

En febrero de 2012, el Tribunal Administrativo de Burdeos se pronunció a favor de la anulación de este reconocimiento, alegando que el departamento de Trabajo no había aportado suficientes motivos para tomar esta decisión.

Sin cuestionar el fallo, la organización presentó una nueva petición ante la Dirección General de Trabajo y en septiembre del mismo año, anunció que había recuperado su condición, al obtener un informe favorable.

Posteriormente, en noviembre de 2012, la UFT presentó un recurso de anulación ante este segundo reconocimiento, indicando que existían algunos elementos «puramente declarativos» en el informe de OTRE.