Boeing 777-300ER de Air France Cargo

Luxemburgo anula la multa de la Comisión Europea al transporte aéreo de mercancías.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha anulado la multa que la Comisión Europea impuso a varios operadores aéreos por participar en un cartel en el transporte de mercancías. 

Las sanciones de la Comisión, impuestas a 14 operadores en el año 2010, ascendían a 800 millones de euros en su totalidad.

En un sentencia emitida esta semana, el Tribunal ha anulado todas las sanciones al encontrar contradicciones entre la exposición de motivos y la parte dispositiva de la decisión.

Dicha contradicción radica en que la parte dispositiva menciona cuatro infracciones, relativas a distintos períodos y rutas. De estas, algunas habían sido cometidas por todos los operadores y otras sólo podrían atribuirse a un grupo más restringido. 

Por este motivo, los operadores alegaron ante el Tribunal de Luxemburgo que la decisión no les había permitido determinar la naturaleza y el alcance de las infracciones que se les imputaban.

La investigación

El 7 de diciembre de 2005, la Comisión recibió una solicitud de dispensa de pago por parte de Deutsche Lufthansa y sus filiales Lufthansa Cargo y Swiss.

Según el operador, varias compañías habían mantenido contactos contrarios a la competencia y, entre otras actuaciones, habrían intercambiado información sobre el recargo por combustible y del recargo por seguridad.

Los días 14 y 15 de febrero de 2006, la Comisión efectuó inspecciones sin previo aviso. Posteriormente, en noviembre de 2010, adoptó una decisión que describe una infracción única y continuada de las normas europeas sobre la competencia.

Según la Comisión, varios operadores coordinaron su comportamiento en materia de precios por la prestación de servicios de transporte aéreo de mercancías.

14 sancionados

Entre las aerolíneas sancionadas se encontraban Air France-KLM, multada con 310 millones de euros por dos pactos concretos, el primero con Société Air France, multada con 183 millones, y el otro con Koninklijke Luchtvaart Maatschappij, cuya sanción ascendía a 124,5 millones. Las «alianzas» debían repartirse estos importes.

También fueron multados los operadores British Airways con 104 millones, Cargolux con 80 millones, Singapore Airlines con 75 millones y SAS con 70 millones.

El resto de sancionados eran Air Canada, Cathay Pacific Airways, Japan Airlines, Latam Airlines, Martinair Holland y Qantas Airways. Por su parte, Lufhtansa y sus filiales fueron eximidas de la sanción al denunciar el cartel.