urban-lab-2-renault-trucks_2

El Urban Lab 2 supone una vuelta de tuerca a la optimización de unidades de transporte.

El vehículo laboratorio Urban Lab 2, desarrollado por Renault Trucks en colaboración con otros fabricantes, ha conseguido una reducción del 12,8 % en el consumo de carburante y una disminución en las emisiones contaminantes con relación a vehículos de serie, tras ocho meses de puesta a punto y otros siete de pruebas, gracias a la optimización de la aerodinámica, la cadena de transmisión, los neumáticos y la comunicación entre el vehículo y las infraestructuras. 

El fabricante ha trabajado con Lamberet en el aerodinamismo del camión y de la caja frigorífica. Para mejorar la circulación del aire, los evaporadores se han integrado en el techo de la caja y el grupo frigorífico se ha instalado en la base del vehículo, se han agregado accesorios aerodinámicos como alerones traseros y carenados textiles retráctiles.

También se han añadido portezuelas en peldaños, carenado de las ruedas, un deflector de techo, un alerón y carenados laterales en la cabina así como un sistema de cámaras para remplazar a los retrovisores.

Por otra parte, también ha sido probado un dispositivo que combina las tecnologías microhíbrida y Stop & Start para maximizar la energía recuperada en el frenado y en las fases de desaceleración de especial utilidad especialmente en medio urbano.

Además, el Urban Lab 2 lleva un sistema de navegación y un sistema de comunicación con los semáforos para calcular si ahorra más aumentar la velocidad o reducirla y está equipado con neumáticos prototipo concebidos con el objetivo de reducir su resistencia al rodamiento, sin perjudicar  otras prestaciones.