Operaciones de handling de Iberia

Las empresas dedicadas a la manipulación de mercancía en los aeropuertos podrían reducir sus emisiones de CO2 en un 30% con vehículos de GNC.

Los usuarios potenciales de Gas Natural Comprimido, GNC, en los aeropuertos son las empresas de ‘handling‘, que cuentan con la mayor flota terrestre de vehículos que circulan por la zona del campo de vuelo y de estacionamiento de los aviones.

Así se recoge en un estudio llevado a cabo por el Instituto Cerdà en colaboración con Enagás y Gas Natural Fenosa sobre la viabilidad de la utilización de este combustible en este tipo de flotas, para los que se ha analizado la situación en los aeropuertos de Madrid y Barcelona.

En concreto se han estudiado el tipo de empresas que utilizan estos vehículos, las posibilidades de gasificación de la flota, el mercado potencial para el GNC y los beneficios ambientales y económicos para los operadores.

En el caso de España, Aena es cada vez más restrictiva en cuanto a la reducción de emisiones y exige fuertes compromisos ambientales a los agentes de handling en los pliegos de condiciones para la licitación de las concesiones.

El gas natural comprimido se caracteriza por su eficiencia, su sostenibilidad, la flexibilidad logística que aporta, y la seguridad de producto y de suministro. Además, logra reducir las emisiones de monóxido de carbono en un 40% y las de dióxido de carbono en un 30%.

Por su parte, las de partículas disminuyen en un 98% y las de óxidos y dióxido de nitrógeno en un 70%. El ruido y las vibraciones también se reducen drásticamente con su uso.