El parlamento europeo aprueba revisar la regulación sobre el tacógrafo.

Una buena gestión de la información extraída de los tacógrafos digitales incide directamente en una mejora de la seguridad vial. Este dato lo ha constatado el Grupo Lextransport tras analizar los datos introducidos en la plataforma de descarga de tacógrafos digitales OpenTach, que ha superados los tres millones de descargas de archivos digitales. 

Estas descargas proceden de más de 20.000 vehículos adscritos a más de 5.000 empresas de transporte por carretera, lo que ofrece un amplio abanico para analizar el efecto que está teniendo la correcta gestión de los diferentes datos que se vuelcan en OpenTach procedentes de los tacógrafos digitales.

Estos datos constatan que el uso del tacógrafo digital está incidiendo directamente en la reducción de infracciones relacionadas con el incumplimiento de los tiempos de conducción y de descanso cometidas por los conductores de camiones, puesto que la descarga remota de datos permite a las empresas dar indicaciones a los conductores para evitar que cometan estas infracciones.

La descarga remota de la tarjeta facilita a los departamentos de tráfico de las empresas ver casi en tiempo real los datos en ella incluidos, por lo que pueden adoptar decisiones de cara a que los conductores tomen los descansos que les corresponden y eviten excesos de horas en la conducción.

El seguimiento realizado a las empresas usuarias de la plataforma de descarga OpenTach ha puesto de manifiesto que el porcentaje de denuncias interpuestas por posibles incumplimientos de los tiempos de conducción y descanso, así como de otro tipo, se ha venido reducido considerablemente. 

Los datos del tacógrafo digital se pueden descargar a la plataforma a través del TachoCable, conectato a un smartphone o bien en cualquiera los más de 100 puntos de descarga repartidos por todo el territorio español. Este sistema de descarga asegura el análisis, alojamiento y tratamiento de los ficheros digitales a cualquier hora y cualquier día del año de forma sencilla y cómoda.

El incumplimiento en la obligación de conservar correctamente los datos de los tacógrafos digitales y/o de descargarlos puede dar lugar a multas que pueden oscilar entre los 2.001 y los 4.601 euros por infracción y vehículo a cargo de la empresa.