Autopistas, empresa filial de Abertis y concesionaria de las autopistas de peaje AP-7 y AP-2, ha eliminado los descuentos que venía aplicando a los vehículos pesados .

Según la propia concesionaria, estas bonificaciones se han dejado de aplicar desde que la DGT pusiera fin, a su vez, las restricciones al tráfico pesado de las carreteras nacionales N-340, N-2 y N-240 que transcurren en paralelo, para facilitar la movilidad del transporte de mercancías durante el estado de alarma, según confirma Fetransa.

Estas ayudas llegaban hasta el 50% en los tramos entre Altafulla y Vilafranca, así comol entre Maçanet y La Junquera de la AP-7, además de en el tramo que va desde Borges Blanques a El Plà de Santamaría en la AP-2.

Así pues, su eliminación supone que desde el pasado lunes, día 20 de abril, gran parte de los camiones que hayan circulado por los tramos señalados tendrán que pagar el precio íntegro de los correspondientes peajes.

Sin embargo, para la asociación, «lo sorprendente de este asunto es que esta información no haya sido trasmitida, por vía oficial, al Comité Nacional de Transporte de Mercancías por Carretera», circunstancia que, a su juicio, demuestra «la poca consideración que se tiene con un sector esencial, que como tal, está realizando un sobreesfuerzo para garantizar la cadena de suministro a la población en unas condiciones realmente difíciles».

En este sentido, la eliminación de los descuentos supondrá que muchas empresas no son conocedoras de este cambio que no notarán hasta que les llegara la factura del mes de abril.