Como mínimo, un 25% de lo que envían los fabricantes en contenedor por vía marítima es espacio vacío. Esta es una de las principales conclusiones de un estudio realizado por Ds Smith y Forbes Insights, que asegura que si las empresas tratar de solucionar este problema podrían obtener un considerable ahorro y contribuir a una mejora de la sostenibilidad.

En otra investigación paralela realizada por el fabricante, se ha llegado a una cifra prácticamente idéntica. En ella, se establece que el promedio de espacio vacío en los contenedores de carga marítima es del 24%, por lo que el número de contenedores enviados anualmente en todo el mundo podría reducirse en 61 millones.

En los próximos años, es necesario que aumente el interés por este problema, así como poner en práctica acciones para reducirlo. El reto ahora es aumentar la sensibilización de las empresas, pues solamente un 39% de los encuestados cree que sus ejecutivos son conscientes de esta situación.

De esta forma, se está perdiendo una valiosa oportunidad para reducir el impacto ambiental y obtener un ahorro potencial de 46.000 millones de dólares (40.533 millones de euros) anuales solamente en costes logísticos, que podría utilizarse para el desarrollo de embalajes inteligentes y sostenibles.