La primera parte del synchrolift construido por la empresa URSSA en el muelle de Cantabria del puerto de Tarragona ha embarcado ya con destino Argelia. Esta primera composición, formada por 11 alineaciones, pesa un millón de kilos y mide 80 metros, por lo que ha tenido que ser transportada en una operativa de gran complejidad que ha durado más de cinco horas.

La primera fase de la operativa ha consistido en sacar la estructura de la ubicación donde ha sido montada, utilizando una maquinaria automotriz de alta precisión, llamada SPMT, que contaba con 390 ruedas, todas ellas direccionales, para poder mover la carga.

La segunda fase ha sido el embarque en la plataforma flotante que transportará el synchrolift, utilizando la rampa ro-ro del muelle. Allí, ha sido fijada para poder realizar el viaje por mar hasta el continente africano.

La semana que viene se realizará el envío de la segunda composición en una operativa que se espera menos compleja, pues la pieza que queda para ser embarcada es más pequeña y menos pesada.

Desde el puerto, ponen todas las facilidades para que grandes estructuras sean fabricadas o montadas al aire libre en los muelles, con el fin de ser posteriormente cargadas directamente en barcos especiales con destino a puertos de todo el mundo.

Este proyecto de colaboración refuerza el tráfico de ‘project cargo‘ en Tarragona, que ha logrado posicionarse como uno de los puertos de referencia en el Mediterráneo en cuanto a exportación de cargas especiales.