Los empresarios valencianos advierten a Fomento de los perjuicios irreparables que acarreara el retraso en la ejecución del Corredor Mediterraneo.

Los empresarios valencianos advierten a Fomento de los perjuicios irreparables que acarreara el retraso en la ejecución del Corredor Mediterraneo.

La Asociación Valenciana de Empresarios, AVE, y los principales empresarios valencianos exportadores han exigido el miércoles 27 de noviembre a la ministra de Fomento, Ana Pastor, que cumpla con su compromiso de ejecutar el tercer carril del Corredor Mediterráneo en los plazos comprometidos para «no condenar» a la Comunidad Valenciana.

Así, advierten de que a medida de que se vaya retrasando la obra los efectos positivos de esta infraestructura se irán «diluyendo» de modo que de suponer un ahorro en los costes de transporte del 21% en 2020 supondrá un encarecimiento del 37%.

Este es uno de los informes técnicos que han presentado para exigir la llegada de esta infraestructura a Castellón y a Valencia en 2015 y a Alicante en 2016 como «prometió en repetidas ocasiones» la ministra de Fomento en reuniones tanto «públicas como privadas». Pero, «sin embargo aunque prácticamente está todo licitado, las obras están paradas» y «no hay dotación presupuestaria suficiente» para terminarlas, ha lamentado el presidente de AVE, Vicente Boluda.

Por ello, exigen a Pastor que «priorice» esta infraestructura «vital» frente a otras inversiones ferroviarias que «no están justificadas» ni por la densidad de población ni por la estructura productiva de la zona. En cuanto a los problemas técnicos aducidos para justificar la paralización de la obra, han afirmado que «es mentira». «Lo que falta es voluntad política y poner el dinero».

En esta línea, han comentado que ya han mantenido tres reuniones con Pastor y con Adif en las que, ha criticado, «nos dieron un café y agua, pero salimos igual que antes, con los bolsillos vacíos». Al respecto, ha señalado que en la última reunión a la que asistió el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, que «suele ser muy moderado» estuvo «contundente y exigiendo».

Asimismo, se ha apuntado a que siguen esperando la visita de la ministra que prometió. «Supongo que vendrá, sino formaremos una fila entre todos e iremos allí y diremos una barbaridad, porque a veces no se puede con buena educación».

Por todo ello, han recalcado que la sociedad valenciana que «históricamente ha estado dormida» debe entender que «se juega su futuro inmediato» y han subrayado que «no pararán» ante «esta injusticia». «Si hace falta habrá que salir a la calle a protestar, la sociedad que al final es soberana, y suplantar a la clase política», ha apuntado.

«Se perderá la comba»

En uno informes presentados se advierte de que, si esta infraestructura no se ejecuta en el plazo comprometido, los efectos positivos se irán diluyendo y más allá de 2020 tendrá un efecto «negativo» y «se perderá la comba» ante otras regiones que «robarán nuestra cuota de mercado».

Además de la pérdida del ahorro de costes, también se perderá la contribución al comercio exterior que pasarán de una mejora de las exportaciones del 23,15% a un 3,8% en 2020.

En concreto, se ha advertido de que estas pérdidas serán especialmente significativas en dos sectores en los que la localización no es una alternativa. Así, a la agricultura le supondrá la pérdida de ahorro del 35% en los costes mientras que en el turismo «ya» han perdido pues «ya no se habla de un ramal para pasajeros».

Asimismo, se ha señalado que, aparte de las ventajas económicas, hay que tener en cuenta las medioambientales ya que se dejarán de emitir al año 900.0000 toneladas de gases de efecto invernadero. «Por tanto tenemos problemas serios que no se resolverán de forma espontánea», ha alertado.

De hecho, el presidente de AVIA, Emilio Orta, ha señalado que esta el Corredor es «fundamental» para Ford y sus empresas auxiliares, así como todas las plantas de España, ante «el riesgo» de que las nuevas fabricaciones se adjudiquen a otras factorías europeas «más competitivas» en costes de transportes. Orta ha recordado que este sector supone el 11% del PIB de la Comunidad.