En julio se han contrato 24.000 conductores profesionales de camión.

El gestor de transporte es una figura de nueva creación.

Uno de los aspectos más destacados de la reforma del ROTT que entró en vigor en febrero es la aparición de la figura del gestor de transporte, la persona que capacita profesionalmente a la empresa transportista.

Con este cambio regulatorio, la norma exige que la vinculación del gestor con la empresa sea real y efectiva, con una relación laboral a jornada completa, en aquellos casos en que el transportista no posea por sí mismo el título de competencia profesional, como pueden ser los casos de los autónomos o de los socios en el caso de empresas societarias.

Por tanto, como recuerda Fenadismer, en el caso del transportista autónomo que no posea el título de competencia profesional, deberá contratar laboralmente a un gestor de transporte durante ocho horas y en categoría profesional no inferior a jefe de tráfico o de administración.

Sin embargo, si antes del nuevo ROTT ya tenía contratado un gestor de transporte, podrá mantener la situación laboral que venía aplicando con anterioridad. Asimismo, si el gestor de transporte se trata del cónyuge o pariente hasta el segundo grado que conviva con el autónomo, deberá figurar dado de alta en la Seguridad Social como autónomo colaborador.

Al mismo tiempo, en las empresas, el gestor de transporte deberá estar contratado laboralmente 8 horas diarias y en categoría no inferior a jefe de tráfico o de administración, salvo que sea uno de los socios el que posea el referido título de competencia profesional, siendo necesario en ese caso que posea más del 15% del capital social y que figure dado de alta en el régimen de la Seguridad Social que corresponda.

Todas estas obligaciones serán comprobada por las comunidades autónomas con ocasión del visado de las autorizaciones de transporte que se llevará a cabo a lo largo del año próximo.