José Luis Vidal director de Logística de Transportes Ochoa

José Luis Vidal

es licenciado en Ciencias Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Autónoma de Barcelona. Además, en 1990 realizó el Máster en Marketing de EADA y en 1998 el Máster en Logística del ICIL. Comenzó su carrera profesional en Fornesa Group y más tarde trabajaría en Steinbeck Global Logistic y FR Servicios Logísticos. En 1996 empezó a trabajar en Transportes Ochoa como responsable de Centros Logísticos y en la actualidad es el director de Logística. Además, desde 2012 es vicepresidente de la Fundación ICIL.

¿Cuál es su estrategia de crecimiento para el 2012?

Nuestra estrategia esta basada en un desarrollo interno,  a través de nuestros aplicativos tecnológicos proponer metodologías a nuestros clientes y al mercado para mejorar sus costes y mantener los niveles los altos niveles de servicio realizados.

¿Qué medidas va a llevar a cabo para distinguirse de sus competidores?

Las inversiones realizadas por Transportes Ochoa en los últimos años nos permite tener una de las capacidades de reacción y de preparación  más altas del mercado,  las estructuras automatizadas instauradas nos permiten,  no sólo mejorar la fiabilidad en los procesos logísticos, sino también reducir los lead times.

Describa la estrategia más importante que ha llevado a cabo en los últimos 12 meses.

Sobre la base de nuestra web standard de logística, que es la que utilizan nuestros clientes para su gestión, hemos desarrollado una herramienta especifica para un cliente con 800 usuarios que ha permitido reducir los stocks un 30% y poder preparar y entregar los pedidos a las 24h, con un 97,5% de efectividad-

Como director de logística, ¿cuáles considera que son sus tres grandes retos para los próximos años?

El primero sería posicionar a Transportes Ochoa como  el principal operador logístico en preparaciones de picking a la medida de cada cliente.

El segundo sería optimizar las inversiones realizadas

El tercer reto es afrontar los cambios de tendencia en la logística de consumo y de usuario que se están produciendo.

¿Dónde cree que están las mayores oportunidades para los operadores logísticos?

Tanto en la especialización de los procesos y tipologías de operativas con los clientes, como en la integración que con ellos se ha de realizar para optimizar procesos completos.

¿Qué más cree que se debería hacer para promover la industria de la logística?

Dotar de mejores comunicaciones e incentivar el desarrollo de centros logísticos, somos de los pocos sectores que estamos generando empleo y si no dotamos a España de medios, seremos siempre el extrarradio de Europa.

Vista aérea almacén Transportes Ochoa

¿Cómo se asegura el mantenimiento  de las relaciones estratégicas en un mercado tan competitivo como el actual?

Ofreciendo un servicio óptimo y  una política de ajustes de costes y de rediseño de procesos.

¿Cree que la logística “low cost” puede ser una solución a las nuevas demandas de los clientes?

No, la aplicación de la logística es en función de las necesidades que plantee el cliente, el low cost lleva implícito una reducción de servicios y si estos no realizan es obvio que no se repercuten. Hemos de garantizar la calidad eliminando procesos superfluos, pero manteniendo las necesidades que solicite el mercado. La logística «low cost» es como el «cash & carry» de la gran distribución y solo puede ofrecer a la clientela prestaciones limitadas.

¿Cuál es el motivo que hace que un operador logístico sea competitivo?

No hay un sólo factor, es un conjunto de actuaciones de estructuras, de medios técnicos y humanos, de integraciones con el cliente que permiten colaborar y mejorar conjuntamente.

¿Cuáles considera que son los principales elementos que le diferencian con respecto a la competencia?

Nuestra automatización en los procesos que nos permite garantizar producciones y calidades en el menor plazo de tiempo, y una logística integral propia en todo el flujo de pedidos.

¿Qué le pediría al nuevo gobierno, para promover la competitividad en el sector logístico?

Flexibilidad laboral, nuestros clientes se han de amoldar a su demanda y hemos de ser participes en dichas necesidades; necesitamos agilidad  en las respuestas y acciones a realizar sin que los costes se incrementen. En una palabra, homogeneizarnos con nuestros colegas europeos.