Sede de Aena en Madrid.

Fondos de infraestructuras internacionales e inversores españoles han manifestado ya su interés por acudir al proceso de participación del 49% de Aena Aeropuertos, aprobado por el Gobierno, según ha avanzado el secretario de Estado de Planificación e Infraestructuras del Ministerio de Fomento, Rafael Catalá.

Catalá, tras inaugurar el encuentro ‘Infraestructuras viarias y recuperación económica’ en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en Santander, ha explicado el proceso para dar entrada al capital privado en el gestor aeroportuario se desarrollará en dos tramos.

Catalá ha recordado que primero se colocará en Bolsa un 28% del capital social de Aena Aeropuertos, oferta a la que podrá acudir cualquier inversor institucional o particular, y un 21% se ofrecerá a inversores de referencia, que tengan «vocación de permanencia» y que «no sean especulativos».

Para este tramo del 21%, el requisito será acudir como condición de socio de referencia, de forma que entre «tres o cuatro socios» puedan entrar en el capital de Aena, para lo que se realizará un proceso de selección mediante un concurso «transparente y concurrencial».

Catalá ha indicado que Fomento todavía está pendiente de recibir el informe del Comité Consultivo de Privatizaciones para llevarlo a cabo. Preguntado por una eventual participación de Ryanair, aerolínea que ha manifestado públicamente su interés, Catalá ha señalado que desde Fomento se recibirán «encantados» todas las ofertas de todos aquellos que quieran concurrir en dicho proceso. «Si son de calidad, las estudiaremos y las valoraremos como cualquier otra», ha defendido.

No obstante, ha aclarado que Fomento «no busca socios industriales», por lo que una participación de estas características sería «un poco peculiar», ha apuntado, a la espera de que se convoque el concurso para la selección de socios de referencia. En esta línea, ha afirmado que «no hay ningún planteamiento negativo» y que «a nadie se le excluye».

Por otro lado, Catalá también ha puesto de relieve que el aeropuerto de Cuatro Vientos de Madrid «tiene cierta congestión» y «existe la necesidad de trasladarlo a un lugar más alejado». «Ahí es donde surge la posibilidad del aeropuerto de El Álamo y estamos en conversaciones con la Comunidad de Madrid, pero no es un proyecto a corto plazo», ha matizado.