Durante su audiencia ante la Eurocámara el pasado 30 de septiembre para ser elegido como nuevo comisario de Transportes e Infraestructuras de la Comisión Europea, Maros Sefcovic ha destacado su experiencia como vicepresidente de la Comisión y su familiaridad con las políticas realizadas durante los últimos años por Siim Kallas, el comisario saliente.

«En infraestructuras de transporte, tenemos que planificar para dentro de 20 o 30 años» ha asegurado el eslovaco durante su discurso introductorio en el Parlamento. De esta forma, ha tratado de transmitir a los eurodiputados la importancia de la cartera de Transportes para la competitividad de Europea.

«Una promesa preelectoral cumplida», ha calificado Maros Sefcovic la cartera que le ha sido asignada. Líder de la lista del Partido Socialdemócrata de Eslovaquia, consiguió el mayor número de votos, aunque la participación en el país fue la más baja de toda la Unión Europea, un 13%.

Cuestiones sociales en la agenda

Una proporción significativa de las preguntas fueron sobre temas sociales en el transporte. Sefcovic ha insistido que cualquier modernización de las infraestructuras de transporte no producirse ocurrir en detrimento de los estándares sociales, destacando la necesidad de diálogo social en la formulación de políticas de transporte de la UE.

Además, un eurodiputado sueco le ha preguntado sobre el ‘dumping social’ en el transporte por carretera, y expuso el caso de numerosas empresas suecas que se declararon en quiebra debido a la competencia que hacía los conductores de camiones de Europa del Este, que trabajan por un tercio del salario local.

En este sentido, el candidato eslovaco ha respondido que la competencia desleal «debe abordarse», por lo que propuso una simplificación de las normas, «hacerlas más claras», para mejorar su aplicación. Además, también convocó a las autoridades de cada país, ya que son ellas las que deberán hacerlas cumplir.

En cuanto al problema que actualmente tienen las aerolíneas europeas por sobrevolar la zona de Sibera, Sefcovic consideró que Rusia había faltado al compromiso que adquirió al unirse a la World Trade Organization, WTO. Actualmente, las compañías aéreas de Europa pagan 300 millones de euros al año a Rusia, mientras que Moscú subvenciona las aerolíneas rusas. «Creo que no es lo correcto. Necesitamos convencer a los Estados miembro para hablar con una sola voz en este asunto», declaró.

Autopistas

Al comisario propuesto también se le ha preguntado sobre los esfuerzos alemanes por implantar el pago de peajes a conductores extranjeros, que podrían inspirar medidas similares y «populistas» en otros Estados miembro que quieran «re-nacionalizar» sus carreteras. En este sentido, Sefcovic respondió que, antes, necesitaba ver lo que el gobierno alemán propondrá.

«En Europa, somos buenos en la construcción de infraestructuras, pero no ponemos tanto empeño en su mantenimiento», ha declarado Sefcovic. «Por ello, necesitamos un sistema que cobre a cada usuario. Debemos pensar en cómo podemos modernizarlas y un sistema que mida la distancia y no el tiempo sería más justo», ha argumentado.

«Tenemos la tecnología, pero es un tema muy sensible para los Estados miembro», ya que «el principio de no-discriminación se recoge en el tratado y también es algo que valoro», ha añadido.