En los primeros días de julio se iniciará la construcción de más de un millar de bloques de nueve toneladas de peso cada uno en lo que será la fase inicial de las obras de defensa marítima y ordenación de la zZona de Charcos del área funcional de Valleseco.

En concreto, los responsables del enclave tinerfeño estiman que serán 1.200 unidades a las que se dé forma en el propio enclave de la obra, donde ya se encuentra muy avanzado el parque de fabricación que posibilitará el acopio de dichos bloques.

Así mismo, la unión temporal de empresas que componen Dragados y Construcciones Elfidio Pérez ya dispone de un terreno en la dársena pesquera donde fabricar los restantes, para que su construcción no interfiera con el resto de trabajos a ejecutar en la zona.

Estas primeras piezas se utilizarán en la construcción del dique martillo, que tendrá una longitud de 120 metros de largo y una anchura máxima de diez metros.

Posteriormente, ya en agosto, comenzarán las tareas de relleno del fondo marino con material de cantera previamente seleccionado, sobre el que, a su vez, se verterá la escollera y, finalmente, los bloques.

Esta fase inicial de las obras también requerirá de los correspondientes trabajos de verificación y cumplimiento de las medidas recogidas en la declaración de impacto ambiental y en el programa de vigilancia ambiental aprobado, documentos que incluyen desde visitas mensuales a la obra para comprobar aspectos como la revisión de residuos, hasta estudios de turbidez, ruido y calidad del aire.