Transporte por carretera en Navarra en la A-1 a su paso por Alsasua

Transporte por carretera en Navarra en la A-1 a su paso por Alsasua.

Desde el gobierno de Navarra, se ha promovido ante el Parlamento foral la inclusión en la Ley de Presupuestos de la supresión a partir del 1 de Enero de 2014 del actual recargo autonómico, coloquialmente denominado “céntimo sanitario”, que soportan los carburantes suministrados en dicha Comunidad Autónoma y que en la actualidad está establecido en 2’4 céntimos por litro.

Dicho impuesto,que entró en vigor en Junio de 2012, situaba a la Comunidad Foral en una situación de desventaja competitiva frente a las regiones limítrofes, en concreto País Vasco, La Rioja y Aragón, en las cuales no se aplica dicho impuesto.

Ello obligó a que las empresas transportistas radicadas en Navarra, así como las que circulaban en tránsito, trataran de repostar fuera de Navarra, con las consecuencias negativas no sólo para las estaciones de servicio allí ubicadas, sino también para las arcas forales.

Se estima que en el tiempo en que ha estado en vigor la medida, se han dejado de recaudar más de 15 millones de euros, como consecuencia de la bajada de las ventas de carburantes en más de un 7% en el primer año de vigencia del impuesto, cifra que está muy lejos de los 8 millones de euros adicionales que estimaban ingresar por dicho impuesto.

Sin modificación en los módulos para los transportistas

Asimismo, en la Ley de Presupuestos se contempla mantener el régimen de tributación de módulos para los transportistas autónomos navarros en las mismas magnitudes que actualmente están establecidas.

De este modo se da marcha atrás en el proyecto aprobado el pasado mes de abril que pretendía reducir el ámbito de aplicación del mismo, expulsando a la mayor parte de los transportistas autónomos navarros acogidos a dicho régimen.