wartsila granelero hibrido

Las palas de carga y descarga también contarán con alimentación eléctrica.

La innovación tecnológica en el ámbito marino avanza a pasos agigantados.

Precisamente en este sentido, Wärtsilä ha recibido el encargo de la naviera noruega Aasen Shipping para el desarrollo de los dos primeros graneleros autodescargables que funcionarán con propulsión híbrida de todo el mundo.

Las embarcaciones han sido diseñadas y construidas por el astillero neerlandés Royal Bodewes y Wärtsilä ha analizado la viabilidad de la instalación de propulsores eléctricos, determinando que la inversión inicial para la instalación de las baterías en los buques puede recuperarse gracias a importante ahorro de costes de combustible que genera.

Para estas unidades, la compañía tiene previsto entregar al astillero neerlandés a mediados del año próximo un motor principal con caja de cambios y hélice de paso controlado. Así mismo, el contrato también incluye la entrega de las baterías y la instalación de un sistema de gestión de la alimentación para cada una de las embarcaciones.

También está previsto que las palas de carga y descarga que equiparán los graneleros se alimenten con la electricidad que también propulsa a los buques, con el fin de reducir el impacto medioambiental de las actividades de estiba y desestiba de mercancías en puerto, así como para reducir el consumo de carburante, en comparación con otras que utilicen combustible diésel en su operativa.