viking grace viking line barco propulsado por gnl

El 13 de enero entró en servicio el primer buque de pasajeros de gran escala propulsado por gas natural licuado. El Viking Grace es un ferry construido en STX Europe, filial de la surcoreana industrial STX Corporate, en Finlandia para la compañía finlandesa Viking Line.

El buque que ha supuesto una inversión de 240 millones de euros y es el primer barco de la industria de cruceros que utiliza el gas natural licuado para operar. Este combustible alternativo es el más limpio disponible actualmente, ya que ofrece grandes ventajas mediambientales. En concreto, las emisiones del óxido de nitrógeno y de las partículas se reducen en un 85% y los gases de efecto invernadero hasta un 15%. 

Además de disponer de una forma de casco hidrodinámico, que minimiza las olas del mar, el buque cuenta con una maquinaria de propulsión altamente eficaz que garantiza unos grandes ahorros de energía. El Viking Grace cuanta con motores de combustible dobles y normalmente operan con gas natural licuado, por lo que las emisiones al mar se han eliminado por completo, mientras que las emisiones a la atmósfera son significativamente más bajas que las de otros buques de gran tamaño.