El puerto de Almería ya tiene operativa desde esta misma semana la nueva terminal de tráfico pesado.

Estas instalaciones disponen de un aparcamiento que ha sido diseñado para atender la creciente demanda de transporte ro-ro de mercancía, en vehículos rodados.

De igual modo, la instalación también contribuye a una mejor ordenación de la zona de estacionamiento de los vehículos pesados que acceden al recinto portuario.

El área cuenta con capacidad para 219 camiones y grandes vehículos. De esta manera, además de incrementar la capacidad del parking actual, supone, según la Autoridad Portuaria, una notable mejora de los servicios, ya que agiliza las operaciones de carga y descarga de los camiones.

Así se consigue ahorros de tiempo y costes de logística, lo que redundará, a su vez, en mejoras de competitividad para las empresas de importación y exportación de mercancía a través del enclave almeriense.

La terminal ocupa 25.000 m² de superficie en la zona de trabajo del muelle de Pechina y se ha diseñado con amplios viales de más de once metros de ancho para facilitar las maniobras de los vehículos.

Además, también ofrece zonas de bienestar e higiene, con aseos y duchas, así como espacios para el descanso., una oficina, un almacén y una sala de control, junto con varias plazas dotadas de conexiones eléctricas para atender camiones y contenedores reefer.

Por otra parte, la seguridad del recinto se ha reforzado con perímetro está vallado y puesto de control de accesos.