Coches para la distribución

Tras el nuevo descenso registrado en las matriculaciones de turismos durante el mes de septiembre, llega el Plan PIVE, que contempla ayudas directas de 2.000 euros por la compra de un coche a cambio de la entrega de uno de más de doce años o de diez, en el caso de los comerciales.

Se espera con ello que el plan permita  frenar el envejecimiento del parque, ya que más del 36% de los turismos, alrededor de ocho millones de vehículos, y el 41% de los comerciales -cerca de un millón- son susceptibles de acogerse al PIVE por superar esta antigüedad, según estimaciones de Ganvam.

Movimiento de vehículos

El Plan PIVE moverá el mercado de la automoción en España generando una demanda añadida de hasta 50.000 unidades hasta final de año, según asegura Faconauto. En concreto, según esos mismos cálculos, los compradores que no tenían pensado cambiar de vehículo, pero que lo harán impulsados por el incentivo de 2.000 euros previsto en el Plan, serían 40.000, llegando hasta los 50.000 vehículos, si su difusión e impacto es el que espera el sector.

La puesta en marcha del Plan PIVE ha llevado a la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a revisar al alza su previsión de ventas para el cierre del año, después de que la subida del IVA, que supondrá un encarecimiento medio de 650 euros por vehículo, le llevara a situarla por debajo de la barrera psicológica de las 700.000 unidades.

Este impulso de la demanda tendrá consecuencias muy positivas sobre las redes de concesionarios, que sin duda están siendo los más afectados por la crisis que afecta a la automoción. Según la patronal de los concesionarios, la consecuencia directa es que en el último trimestre del año las pymes concesionarias dejarán de destruir empleo, sobre todo cualificado. En los dos últimos años el ajuste en los puestos de trabajo ha afectado a más de 50.000 personas.

Momento para cambiar de coche

Faconauto ha insistido en que, de aquí a final de año, los compradores se encontrarán en los concesionarios las mejores condiciones para cambiar su vehículo. Además, ha indicado que la inversión es la menor nunca vista, a cambio de la cual, además se pueden adquirir modelos muy equipados.

El presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, recuerda que este plan de estímulo tendrá un impacto positivo sobre las arcas públicas ya que generará unos ingresos adicionales vía impuestos, sobre todo por IVA, que contribuirán a cumplir con los objetivos de déficit. Las estimacione apuntan a que por cada euro invertido en este programa la Administración recuperará tres.