La aprobación del nuevo tax lease despeja el horizonte para los astilleros españoles.

Real Decreto 237/2013, de 5 de abrilpuede descargarse en este enlace la nueva normativa sobre primas y financiación a la construcción  naval (disponible en formato pdf, de 5 páginas, y 172 Kb).

Este jueves 11 ha quedado publicado en el BOE el Real Decreto 237/2013 por el que se modifica el Real Decreto  442/1994, sobre primas y financiación a la construcción  naval, para adecuarlo a las normas del derecho de la Unión Europea.

Según señala el RD, si sigue reduciéndose la producción de buques en Europa se podría originar una dependencia industrial y tecnológica de Europa respecto de los países asiáticos lo que podría originar riesgos derivados del hecho de que el 80% del comercio mundial se realiza por vía marítima.

Con el objetivo de mejorar la competitividad internacional de los astilleros españoles,  el RD 442/1994 ha permitido mejorar la competitividad de los astilleros por medio de programas de actuación y facilitar la consecución de los contratos de exportación de buques en las condiciones del mercado internacional. De hecho, este sistema de ayudas a la construcción naval ha estado vigente hasta la actualidad mediante modificaciones a lo largo de estos años, la última de las cuales se realizó en 2007 mediante otro real decreto.

El nuevo marco aplicable a las ayudas estatales a la construcción naval (2011/C 364/06), permite ayudas a la investigación, desarrollo e innovación y a la inversión en el sector de construcción naval y, también, permite ayudas en forma de facilidades crediticias concedidas por el Estado, cuando se ajustan a lo dispuesto en el Acuerdo de 1998 sobre líneas directrices en materia de créditos a la exportación en el marco de la OCDE y a su Acuerdo sectorial sobre créditos a la exportación de buques aprobado el 28 de febrero de 2002.

Como consecuencia de este nuevo «Marco Naval«, resulta necesario adecuar el Real Decreto 442/1994 tanto a las especificidades del referido Marco Naval como a la nueva vigencia del mismo hasta el 31 de diciembre de 2013. Así, mediante el presente real decreto se introducen las modificaciones necesarias.