Al anuncio realizado el pasado jueves 5 de noviembre del restablecimiento de controles en sus fronteras, con motivo de la celebración en París a finales de este mes de Noviembre y primeros de Diciembre de la Conferencia de Naciones Unidas sobre cambio climático, a fin de reforzar la seguridad en su territorio, se ha sumado el nivel de alerta en el que se encuentra el país vecino, con motivo de los atentados terroristas de este viernes en la capital parisina, que llevó en un primer momento al cierre de fronteras, como medida transitoria, que se levantó a las pocas horas.

En definitiva, el Gobierno Francés ha procedido desde este pasado viernes 13 de noviembre a la reactivación temporal de los controles fronterizos a la entrada a Francia y en todos los límites administrativos existentes con sus diferentes Estados vecinos, que se verán incrementados con medidas suplementarias de seguridad y de control.

Dicha medida extraordinaria permanecerá en vigor en principio hasta el domingo 13 de Diciembre,  durante las 24 horas del día y consistirá en la realización de controles aleatorios sobre los vehículos que transiten por los diferentes pasos fronterizos, previéndose que sean más intensivos en determinados días, dependiendo el nivel de seguridad que esté vigente y así lo determinen las autoridades francesas.

Controles aleatorios

Según la información facilitada por la Embajada francesa, esta situación afectará a todos los pasos entre España y Francia, siendo los más afectados los de la Junquera, AP-7 e Irún AP-1, lo que afectará a los más de 20.000 vehículos de transporte de mercancías que diariamente cruzan ambas fronteras.

En principio, la suspensión del acuerdo Schengen prevista no conlleva que requieran documentación adicional, y aunque se desconoce a priori el impacto que esta medida tendrá en el tráfico por los pasos fronterizos de Irun y La Junquera, que se mantendrá desde su entrada en vigor el 13 de noviembre hasta el 13 de diciembre, es previsible que las mayores retenciones se generen en horario de tarde de 16 a 21 horas.

A este respecto, desde la Embajada francesa se advierte sobre la necesidad de que los conductores profesionales residentes en países Schengen lleven consigo el Documento Nacional de Identidad o Pasaporte para su identificación durante los controles. Para los residentes de países ‘no Schengen’, deberán llevar el pasaporte y/o Visa y justificantes de domicilio de residencia y de seguro médico.

Los periodos más intensivos en los que se llevarán a cabo mayores controles serán los días previos a la Cumbre, esto es, entre el 25 y 29 de Noviembre, así como los de finalización de la misma, esto es, entre los días 8 y 12 de Diciembre.