Astilleros Armón en Gijón

Instalaciones de los Astilleros Armón en Gijón

Hace unos días ha partido del puerto vasco de Zumaya hacia su destido, el Mar del Norte, el Grampian Dynamic, el primer buque español contratado con el nuevo ‘tax lease’.

En concreto, se trata de un barco de suministro a plataformas de petróleo offshore construido en el astillero vasco Balenciana, que firmó en 2013 un contrato para realizar una serie de dos unidades valoradas en 60 millones de euros, según informa ‘El Faro de Vigo’.

Ha zarpado así el primero de los nueve buques que se han acordado construir con el nuevo sistema de ‘tax lease’, cuya entrada en vigor fue en abril de 2013. Sin embargo, Berlanga es el único astillero, junto al asturiano Gondán, que ha firmado operaciones con ‘tax lease’, mientras que en Galicia, aún no se ha firmado ningún contrato que prevea utilizar este sistema aunque el astillero Barreras anunció la posibilidad de aplicar el ‘tax lease’ a los floteles que Pemex le encargó en enero de 2014.

Desconfianza en el sector

La desconfianza en el sector, tras la suspensión del anterior sistema de ‘tax lease’, la sentencia de la Comisión Europea que obliga a devolver las bonificaciones a los inversores, así como la reforma del sistema financiero y el menor crédito disponible, han perjudicado a los astilleros españoles.

Al mismo tiempo que Balenciaga ha logrado firmar la construcción de ocho buques, todos con armadores británicos por un valor de 143 millones de euros, Gondán ha acordado la entrega de un buque de apoyo a plataformas de offshore en Noruega, por un precio de 58 millones de euros.

Del resto de contratos firmados en los astilleros españoles durante los seis primeros meses del año, se tratan en su mayoría barcos pesqueros y sobre los que se puede aplicar el tax lease, como los remolcadores.

Así, se han acordado los dos floteles para Pemex con Barreras y Navantia Ferrol, otro flotel del que se encargará Construcciones Navales, mientras que Armón Vigo se encargá de un remolcador para un armador nacional. La filial de este último astillero en Asturias, se encargará de otros cuatro barcos, a la vez que Murueta, en el País Vasco, construirá otras tres unidades, Gondán, dos, y el vasco Zamakona, otros dos.