La Asociación Europea de Palets, EPAL, ha batido un nuevo récord en 2016, al llegar a los 105,5 millones de palets fabricados y reparados, lo que supone un 4,35% más que el año anterior.

Las cifras de fabricación han aumentado un 8,93% hasta alcanzar los 80,5 millones, mientras que las reparaciones han llegado a los 25 millones. Todo esto refleja que los palets de otros proveedores están perdiendo impulso.

En tres años, la marca se ha consolidado, apostando por la calidad y la seguridad a partir de la normalización uniforme internacional, la garantía de calidad en la fabricación y la reparación mediante inspecciones independientes y sin previo aviso.

Además, está protegida a nivel internacional y las infracciones que se puedan producir debido a las falsificaciones son perseguidas en los tribunales penales y civiles por la Asociación, que colabora con las autoridades aduaneras, la policía y los abogados de varios países para evitar la importación de unidades falsificadas o de calidad inferior.

Para ello, la Academia EPAL capacita a los funcionarios de aduanas que operan en las fronteras exteriores de toda Europa, consiguiendo que solamente un reducido número de palets de la marca falsificados llegan al mercado.