La Plataforma de Inversores en Puertos Españoles (IPE) valoró el pasado mes de julio muy positivamente la aprobación definitiva del Decreto Ley de Medidas Urgentes para el Crecimiento, la Competitividad y la Eficiencia, que entre otras medidas contempla la prórroga de las concesiones portuarias a 50 años.

Desde IPE consideran que esta decisión «abre la puerta a la reactivación del sistema portuario español», que debe ser un factor clave para el crecimiento de la economía española. Aunque recuerdan que la plena efectividad de la medida «dependerá en gran parte de cómo se apliquen en las disposiciones concretas» del Decreto Ley en la práctica.  

“Esta medida mejora sensiblemente nuestra competitividad en el mercado portuario europeo», señalaron desde la Plataforma, por lo que mostraron «todo su apoyo y colaboración al Gobierno para diseñar estrategias que permitan optimizar la competitividad del sistema portuario español».

«Estamos ante un primer paso decisivo, pero que hay que desarrollar y completar«, han indicado.

Reactivación del sistema portuario español

Desde la Plataforma consideran imprescindible abordar una reactivación del sistema portuario español por su incidencia decisiva en la economía del país. Por los puertos pasan cerca del 60% de las exportaciones y el 85% de las importaciones, lo que representa el 53% del comercio exterior español con la Unión Europea y el 96% con terceros países.

Actualmente, el sistema portuario aporta cerca del 20% del PIB del sector del transporte, lo que representa el 1,1% del PIB español. Asimismo, genera un empleo directo de más de 35.000 puestos de trabajo y de unos 110.000 de forma indirecta.

Por otro lado, los operadores de infraestructuras portuarias se encuentran en una «situación compleja», ya que han realizado «inversiones millonarias» que en estos momentos no están cumpliendo los planes operativos previstos y «no pueden asumir mayores caídas de rentabilidad», según defienden los inversores.

El sistema portuario español sufre una importante caída de tráficos, con niveles de hace cinco años. Las infraestructuras en servicio están claramente sobredimensionadas y son pocas las que tienen índices de ocupación superiores al 50%.

“La decisión de prorrogar las concesiones mejora la sostenibilidad del sistema, y se convierte en un punto de partida para dibujar un nuevo mapa del sistema portuario que se ajuste a la realidad del mercado, en el que ofrecemos toda nuestra colaboración”, han indicado desde IPE