Corredor Atlántico

España y Portugal buscan financiación por parte de Alemania para poder impulsar el Corredor E-80, vía internacional de transporte de mercancías, según ha informado el diario digital Salamanca 24 horas.

El fin de esta acción conjunta entre ambos países, es incrementar el nivel de calidad de estas infraestructuras y lo servicios intermodales, promocionar las infraestructuras logísticas y de transporte internacional del Corredor E-80, así como promover las infraestructuras lineales ferromatrítimas y sus plataformas logísticas.

Desde que los principales centros logísticos de Portugal, la plataforma logística Zaldesa y, en general los enclaves de la red Cylog de Castilla y León, emprendieran juntos el proyecto logística Cencyl en 2011, financiado por la Unión Europea, han sido abundantes los encuentros entre dichas partes con el objetivo de mejorar los recursos y la comunicación. 

Actualmente, su presencia en Alemania supone la presentación del Corredor E-80 como el punto clave para la entrada y salida de mercancías en Europa, a través de las redes internacionales de transporte.

De este modo, según ha informado dicho periódico, se consigue fomentar la cooperación y se optimiza la buena accesibilidad viaria con la que cuenta la fachada atlántica portuguesa y la frontera pirenaica de Irún, así como, su sistema ferroviario, el cual posee un ancho de vía ibérico de idéntica carga máxima autorizada de 22,5 toneladas/eje, permitiendo una adecuada interoperabilidad.