España ocupa la segunda posición del ranking europeo en transporte internacional de mercancías por carretera, en cuanto a millones de toneladas por kilómetro (tn/km). 

Además, si se tiene en cuenta todo el transporte por carretera, tanto nacional como internacional, España se sitúa en tercera posición del ranking europeo. 

Así lo refleja el último informe de Eurostat, la oficina estadística de la Comisión Europea, que ha sido analizado recientemente por la Asociación de Transporte Internacional por Carretera (Astic).

En el informe, correspondiente al año 2013 y que incluye a 30 países europeos, queda reflejado que el transporte por carretera se recuperó ligeramente en Europa hasta crecer un 2% en dicho año, motivado por el incremento de la actividad en los países del Este, con un aumento medio del 9,3%

Segunda en el ranking

Los camiones españoles acumularon, en 2013, un total de 65.600 millones de tn/km en transporte internacional, una cifra que engloba toda la actividad que se ha desarrollado atravesando las fronteras de, al menos, dos estados de la UE.

El transporte internacional por carretera representa en España el 34% del total del sector en nuestro país, un dato que pone de manifiesto el carácter internacional de la empresas españolas con respecto a la actividad de otros países europeos. En este sentido, el transporte internacional representa el 9% del total en Francia; en Reino Unido, un 5%, y en Italia, un 12%.

Si tenemos en cuenta todo el transporte, tanto nacional, como internacional, España acumula 192.597 millones de tn/km y se sitúa en tercera posición del ranking europeo, por detrás de Alemania y Polonia y por delante de Francia. En este contexto, España representa el 10,9% del peso total de todo el transporte europeo. 

Crecimiento en Europa

El impulso de la actividad en los países del Este ha motivado el crecimiento en la totalidad del transporte internacional europeo, un entorno en el que los nuevos estados miembros (NEM) experimentaron un mayor dinamismo en este sector.

Así, Polonia refuerza su posición de liderazgo a nivel internacional, con un crecimiento del 10,5% en 2013, mientras que Alemania va perdiendo terreno, con un descenso del 6,6% respecto a los datos de 2012.

Teniendo en cuenta el dinamismo del sector del transporte en España, a pesar de la difícil coyuntura económica europea, desde Astic defienden que dicha actividad debe ser declarada estratégica por el Gobierno, ya que es un motor de la economía española.