España es el país pionero en la aplicación de la informática para la presentación de los informes en materia de mercancías peligrosas, según ha anunciado Benito Bermejo, Subdirector General de Gestión y Análisis del Transporte Terrestre del Ministerio de Fomento, en una jornada sobre las novedades que trae el ADR 2019 organizada esta semana por la Fundación Corell.

De igual modo, Bermejo también ha afirmado que próximamente podrán realizarse consultas vía web y se centralizará toda la información relativa a los consejeros de seguridad, mientras que Eduardo Gómez, Jefe de Servicio de Mercancías Peligrosas y Perecederas de la Dirección General de Transporte Terrestre del Ministerio de Fomento, ha analizado los principales cambios del ADR 2019, que se publicarán oficialmente antes del 1 de julio.

La nueva edición del ADR incluye modificaciones en numerosos nombres de mercancías peligrosas y, en ocasiones, la nomenclatura utilizada hasta ahora no va a coincidir, por lo que algunas medidas transitorias nuevas, que tendrán un periodo de adaptación hasta 2023.

Así mismo, en el encuentro también se han analizado los diversos aspectos del amarre y la estiba de las mercancías y, de igual manera, también se ha analizado la seguridad en el transporte multimodal, comparando las normativas ADR, RID, IATA e IMDG.

Por otra parte, también se ha hecho especial referencia al papel que puede jugar las técnicas de ‘Big Data’ para ayudar en la seguridad y los procesos de transporte de mercancías, así como el impacto de estos servicios sobre el compliance legal de las empresas de transporte.