Iberoamérica se ha convertido en uno de los principales socios comerciales de España. De hecho, durante 2017 los puertos españoles han movido 50,5 millones de toneladas de mercancías import/export con países de la región, lo que ha supuesto un incremento del 15% respecto al año anterior, y las mercancías en tránsito han ascendido un 25,8%.

Y entre todos los países que integran la comunidad iberoamericana, destaca Brasil por ocupar una posición privilegiada como socio comercial de España.

Brasil es la novena economía del mundo por volumen de PIB, aglutina el 40% del PIB de Iberoamérica, y su comercio exterior se encuentra entre los 25 primeros exportadores del mundo.

De los 49,1 millones toneladas de import/export movidas con los principales países de la zona en 2017, más del 35% han correspondido a intercambios con el país del Amazonas, lo que ha supuesto un incremento del 45% respecto a 2016.

La balanza comercial favorece claramente al gigante sudamericano, ya que las exportaciones a España han ascendido el pasado año a más de 14 millones de toneladas, principalmente mineral de hierro, habas de soja, petróleo crudo, cereales y harinas.

En cuanto a las importaciones de productos españoles, han sido de casi 3 millones de toneladas, concretamente productos químicos, cemento, clinker y productos petrolíferos.

A estas cifras habría que sumar 8,7 millones de toneladas de mercancías en tránsito, de las que el 67% eran importaciones con destino a terceros países.

Por ello, los puertos y empresas españolas quieren seguir desempeñando una función clave en las relaciones de la UE con Iberoamérica, y afianzar el papel de España como hub privilegiado en el transporte marítimo entre ambos continentes.

Así se ha constatado durante la feria ‘Intermodal South América 2018’, que se celebra en la ciudad brasileña de Sao Paulo y que ha contado con la presencia de representantes de Puertos del Estado y de los puertos de Bahía de Algeciras, Barcelona, Ferrol, Huelva, S.C. Tenerife, Tarragona, y Valencia.