carretera camiones transporte

Un estudio realizado por MiX Telematics entre conductores profesionales de Reino Unido, Francia, Alemania y España, revela que tanto las empresas como sus empleados presentan una actitud negligente en cuanto a la conducción profesional.

Los resultados del estudio ponen de manifiesto la necesidad de contar con sistemas telemáticos que permitan mejorar el estilo de conducción y reducir el consumo de combustible.

De los 800 conductores sondeados, casi un cuarto de los conductores no considera importante preocuparse por conducir de manera eficiente. Sólo el 16% de los conductores han recibido capacitación por parte de sus empleadores para mejorar su estilo de conducción.

En lo que respecta a España, se trata de uno de los países que más vehículos poseen con limitador de velocidad. Sin embargo, es uno de los últimos en utilización de tecnología telemática a bordo para monitorizar el estilo de conducción.

Aunque el 90% de los sondeados ha declarado que conducir de forma segura sin causar daños a terceros es importante, solo el 25% recibe directrices para mejorar su conducción. El 10% ha señalado contar con tecnología en el vehículo para controlar su comportamiento al volante.

Por otra parte, se ha constatado que “el comportamiento al volante” es evaluado solo en el 19% de los encuestados, y solamente el 14% de ellos reconoce recibir incentivos por su buen desempeño. A su vez, el 13% afirma ser penalizado por conducir mal.

«Los resultados del estudio indican claramente que no sólo existe una necesidad de uso de soluciones telemáticas para el control y monitorización del comportamiento al volante por parte de los conductores de flotas comerciales, sino que también hay una gran necesidad de formación por parte de los operadores y propietarios de flotas para educar a los conductores, comenta Steve Coffin, director de marketing y operaciones de MiX Telematics Europa.

Control de la conducción 

Cuando se les preguntó de qué manera se controla su estilo de conducción, el 61% respondió a través de “observación”. España es el país en donde este tipo de monitorización sin tecnología es más frecuente.

Entre aquellos conductores que señalaron contar con un sistema de monitorización de su estilo de conducción, destacan la monitorización de la velocidad, aceleraciones y frenadas bruscas, exceso de ralentí y exceso de revoluciones. Estos últimos son los eventos más monitorizados por las empresas de transporte.

Los conductores a los que se ha controlado su comportamiento al volante, han reconocido ser “más consciente de mi velocidad”, conducir “a un ritmo más constante, lo que limita las aceleraciones y frenados”, cambiar de marcha de forma “más suave” y “apagar el motor para evitar el exceso de ralentí”.

Incentivos en forma de bonos extra en la nómina

Cuando se les preguntó sobre qué incentivo animaría mejor a los conductores para mejorar su comportamiento al volante, la respuesta mayoritaria fue “siendo recompensados económicamente”. Sin embargo, solo el 14% de los encuestados reconoce recibir este tipo de incentivos por parte de sus empleadores.

Sin embargo en el caso de los conductores españoles, el reconocimiento de buen desempeño al volante es más importante que los incentivos económicos. Éstos quedarían relegados a un segundo lugar. Además, España (50%) es uno de los países donde se dan más a menudo advertencias formales sobre la conducción.