Eurodiputados españoles en el Congreso de CETM de Toledo

Eurodiputados españoles en el Congreso de CETM de Toledo

Los diputados españoles en el Parlamento Europeo no aceptarán que el cuarto paquete ferroviario europeo, que debe ser debatido en esta legislatura con la nueva Comisión Europea, sea dividido en dos partes, entre parte política y parte técnica, “porque, de esta forma, se hará interminable la negociación”, según confirmó eurodiputado popular Luis de Grandes durante su participación en la jornada que sobre “Comodalidad y tendencias en la Unión Europea” celebró el XV Congreso de CETM en Toledo el pasado viernes 17.

Esta posición es firme de todos lo eurodiputados españoles porque de lo contrario, dijo De Grandes, este cuarto paquete podría transformarse en un quinto paquete ferroviarioy Francia y Alemania se habrán salido con la suya de no avanzar en este asunto”.

Hay que recordar que estos dos países, por su posición central en la Unión Europea y dominio de sus respectivas empresas ferroviarias, no están interesados en una armonización del transporte ferroviario en el ámbito europeo que permita la formación de grandes corredores.

Sin fuerza política para una planificación ferroviaria

Una opinión similar expresó Izaskun Bilbao, eurodiputada del Grupo ALDE y ponente en la Comisión de Transportes de la UE, al considerar que Europa no ha tendido en los últimos treinta años gobiernos fuertes que obliguen a los estados miembros  a ejecutar una planificación sobre interoperabilidad ferroviaria.

Y esta situación se ha producido, señaló Bilbao, “porque ha existido un egoísmo nacional por parte de todos los estados miembros para no beneficiar la competencia de las compañías ferroviarias de los otros países”.

Por su parte Inés Ayala, eurodiputada del PSOE, expresó su deseo de que la nueva comisaria de Transportes apueste por el cuarto paquete ferroviario. Hay más de 11.000 reglas de diferentes gestores ferroviarios nacionales que dificultan la circulación de trenes o las aplican con gran parcialidad”, advirtió.

Los tres eurodiputados también expusieron ante los participantes del Congreso la actual situación de la comodalidad del transporte en el ámbito de la Unión Europea.

Más tasas y viñetas

Según Luis de Grandes, la comodalidad forma parte de la política central de la UE. “El libro blanco señala la comodalidad como un principio  esencial de cara a 2050” y no ocultó que, “la Comisión prosigue con su intención de imponer tasas y viñetas por el impacto ambiental que genera el transporte por carretera”.

En cualquier caso, el eurodiputado popular considera que el transporte por carretera seguirá siendo “la columna vertebral de las mercancías en España y Europa” pero no oculto que hay buscar nuevas soluciones para las mercancías  donde la carretera “debe liderar la comodalidad y su avance”.

En esta misma idea profundizó la eurodiputada vasca que es partidaria de “avanzar hacia un sistema integrado de transporte que apueste por el conocimiento y la descarbonización”.  De esta forma, apuesta por observar un orden de prioridades definidos por los programas TEN-T.

Según señaló, hacen falta 550 mil millones de euros para acabar los proyectos de la red TEN-Tcon plazos de cumplimientos definidos, porque de aquí a 2050 se moverán un 80% más de mercancías y un 50% más de personas”.

Corredores 24 horas

Por último, Inés Ayala apostó por la creación en Europa de corredores “verdes” para el transporte de mercancías por carretera. “Verdes en el sentido de abiertos las 24 horas y sin restricciones para la circulación de camiones”.

Esta es una idea que se lanzó por la anterior Comisión Europea hace un tiempo pero de la que no se ha vuelto a debatir sobre ella. “Espero que la nueva comisaria de Transportes afronte en su agenda esta posibilidad”, auguró diputada socialista en el Parlamento Europeo.