Este pasado jueves 22 de octubre, el presidente de Puertos del Estado, José Llorca, anunciaba en Vigo que España y Francia firmarán «en las próximas semanas», y presumiblemente en la ciudad gallega, la documentación relativa a las subvenciones concedidas por los dos Estados a la autopista del mar Vigo-Nantes-Saint Nazaire, tras el visto bueno de la UE.

Llorca ha participado en la inauguración de la jornada ‘El TMCD: Una alternativa logística competitiva, segura y sostenible’, y ha celebrado que la autopista del mar cuente ya «con todas las bendiciones administrativas» para su puesta en marcha oficial, a falta de que se concreten «unos flecos administrativos».

Tras este «último paso», ha explicado, se comunicará a la naviera Suardiaz la autorización de la UE que confirma la compatibilidad de las subvenciones emitidas por los Estados para que puedan poner en marcha este proceso.

Llorca ha agradecido a Suardiaz la puesta en marcha de la autopista del mar a principios de este año «a su riesgo y ventura», a pesar de no tener confirmadas las subvenciones, así como sus «esfuerzos» para adaptarse a las condiciones de un concurso redactado hace 10 años y para subrogarse a los compromisos que Trasmediterránea, que le cedió los derechos de explotación, asumió en su momento.

Incremento de los tráficos

Llorca también ha valorado que desde enero se hayan movido en Vigo casi 300.000 toneladas gracias a este nuevo servicio y que se haya producido un incremento en el tráfico de todos los sectores. Ha citado como ejemplo las conservas, con un aumento del 12,4%; el granito en bruto, con un 104,7% más que en el mismo periodo de 2014; y los automóviles, puesto que ya se han transportado 46.100 vehículos.

La autopista del mar de Vigo recibirá, en un periodo de siete años, 23,8 millones de subvenciones estatales, que serán aportados a partes iguales entre los dos países vecinos, y una ayuda de tres millones de euros procedentes del programa europeo Marco Polo II al final del primer quinquenio.

«Esto va a servir para consolidar porque el objetivo no es subvencionar a la oferta en sí misma, sino que se pueda consolidar de forma permanente la autopista del mar», ha sentenciado Llorca.

Ha asegurado que el proyecto de autopista marítima desarrollado en Vigo es «de futuro, con tráficos no acompañados» y, por lo tanto, servirá para relanzar «los ro-ros puros, no como en la suspendida autopista del mar entre Gijón y Nantes».

Punto de unión con África

Las previsiones para este primer año de actividad estiman que se moverán 25.000 semirremolques con un ratio de 6 vehículos por cada uno, aunque si la demanda lo exige, se contempla la ampliación de la ruta hasta el puerto francés de Le Havre.

Además, la creación en el norte de África de un «importante clúster de la industria automovilística» puede propiciar, según el presidente de Puertos del Estado, sinergias con la industria española y una oportunidad para que Vigo se posicione como nodo «importante» en el ámbito internacional.

Por ello, se ha mostrado «seguro» de que, en el futuro, se efectuará «una extensión» de la autopista del mar «a puertos africanos, al de Algeciras y a puertos del norte del Francia».