Nuevos límites de la OMI a las emisiones de azufre en el transporte maritimo

La administración estadounidense acusa al país de haber realizado transferencias de materiales de buque a buque, en contra de las órdenes de Naciones Unidas.

El gobierno de Estados Unidos ha impuesto sanciones a 13 entidades que operan en Corea del Norte en un nuevo intento de aislar económicamente al régimen del país asiático para que ponga fin a su desarrollo nuclear.

Las sanciones también afectan a 20 buques que operan en el país, ya que desde la Administración estadounidense se entiende que las navieras responsables de estas operativas «facilitan el comercio de Corea del Norte y sus engañosas maniobras«.

El Departamento del Tesoro acusa al país de haber realizado transferencias de materiales de buque a buque pese a que en septiembre se lo prohibió el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Para probar esa desobediencia, ha hecho públicas fotografías en las que supuestamente puede verse un buque de una naviera norcoreana tratando de intercambiar «posiblemente petróleo» con otra embarcación.

Las sanciones afectan a cuatro empresas cuya sede se encuentra en China, dedicadas a la importación y exportación de ordenadores y minerales, como el plomo, el zinc y la plata, así como a la exportación de vehículos, maquinaria y sistemas de navegación por satélite.

Además, EEUU ha sancionado a seis empresas norcoreanas y una séptima que se encarga de facilitar el transporte de trabajadores desde Corea del Norte a otros países. Completan la lista la Agencia de Gestión Marítima y el Ministerio de Transporte Marítimo Terrestre.