El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha remitido una Instrucción a los 4.300 centros de formación CAP autorizados en toda España para indicarles que aquellos cursos que se inicien este mes de febrero deberán ya estar sometidos al control biométrico de los alumnos si su fecha de finalización es posterior al próximo 1 de marzo.

Con esta norma se busca mejorar el control de asistencia de los conductores profesionales tanto a la formación inicial como de reciclaje que cada cinco años deben realizar.

Así, los centros de formación CAP de conductores profesionales deberán disponer, antes del 1 de marzo, de un sistema de control de acceso biométrico para acreditar la asistencia diaria de los alumnos a los cursos, tanto en la parte de formación impartida en aula como de la formación práctica.

En este mismo sentido, como refiere Fenadismer, la Instrucción oficial recuerda que los Servicios de Inspección de Transporte podrán hacer en todo momento controles presenciales a los Centros de Formación, para “comprobar el correcto funcionamiento de los sistemas de control de acceso biométrico, contrastar los registros de fichajes de la jornada o jornadas del centro con los alumnos que estén recibiendo formación en ese momento y acceder y consultar los registros de los fichajes y de los cursos impartidos por el Centro”.