Muelles del puerto de Sevilla

También se ha adjudicado una parcela a la constructora vasca Zikotz.

La Autoridad Portuaria de Sevilla ha aprobado la ampliación de la superficie de la concesión de Estibadora Sevillana para ocupar una parcela de 5.200 m² en las proximidades del polígono de Astilleros, en la margen derecha del Canal de Alfonso XIII.

Allí, construirá una nave de 3.000 m² para almacenamiento de mercancías, en especial de fertilizantes y cereal, y dos nuevas líneas de envasado.

La empresa opera en el puerto desde hace más de 10 años, donde presta servicios de carga y descarga, coordina envíos puerta a puerta y lleva a cabo actividades de almacenamiento, manipulación y envasado de graneles sólidos y mercancía general.  Con esta ampliación espacial, centralizará su operativa entre el Muelle Norte de la Dársena de Batán y la carretera de la Esclusa.

Asimismo, se ha autorizado la ampliación del ámbito concesional de Tecade, que incorporará a sus instalaciones del polígono de Astilleros una parcela contigua de 1.500 m² de superficie, que estarán destinados a la construcción de una nave y a la colocación de módulos prefabricados para su uso como comedor y vestuarios.

La empresa sevillana, con sede en el municipio de Los Molares, empezó a trabajar en el recinto portuario en febrero de 2014 y ha centrado allí su atención por las facilidades logísticas y las conexiones por mar que ofrece. Debido a las dimensiones de las estructuras metálicas que produce, el transporte marítimo se convierte en la única alternativa viable para transportar las piezas.

Por otra parte, la Autoridad Portuaria ha adjudicado a la constructora vasca Zikotz en subasta pública al alza la parcela y el edificio Sponsor, con 1.733 m² de superficie, por un valor superior a los ocho millones de euros.

También ha dado su autorización previa al Centro Industrial y Logístico (CIL) Torrecuéllar, de Abengoa, para la transmisión del 100% de sus acciones sociales a Cuadros Eléctricos Nazarenos. El CIL se encuentra actualmente instalado en los terrenos urbanizados de la Zona Franca de Sevilla y ocupa una extensión de más de 37.000 m².