Tallin puerto Estonia

El Gobierno estonio espera que 300 buques naveguen bajo la bandera de Estonia en el año 2029.

El gobierno de Estonia está introduciendo importantes cambios en su política fiscal para atraer a un mayor número de navieras, aumentar el número de buques que navegan bajo su bandera y reducir la carga impositiva para los trabajadores del mar del país.

La administración del país introducirá un impuesto para las navieras basado en el tonelaje bruto del buque, con un gravamen que aún está por determinar, como alternativa al impuesto actual del 20% sobre las ganancias obtenidas por la compañía.

Por otro lado, Estonia también apuesta por el registro electrónico y sistemas de información digitales que evite a los propietarios de los buques la necesidad de desplazarse al país o contar con un representante en el mismo.

En lo que respecta al terreno laboral y social, el Gobierno quiere hacer una excepción en el sistema tributario uniforme en el país para el sector marítimo y la gente de mar.

Así, por ejemplo, establecerá el impuesto a la Seguridad Social sobre una base imponible de 750 euros, eliminando el gravamen para el sueldo restante en salarios superiores. En la misma línea, los empleadores dejarán de pagar el seguro médico de sus trabajadores del mar, que podrán acogerse a un seguro estatal.

A partir de estos y otros cambios legislativos, el Gobierno del país espera que 300 buques naveguen bajo la bandera de Estonia en el año 2029.