En 1992, Euro Pool System fue creada a partir de tres compañías de pooling de envases, que formaban parte de las organizaciones cooperativas de los Países Bajos, Bélgica y Alemania, que querían poner fin a la ineficacia logística existente en la cadena de suministro de productos frescos. De este modo, desarrollaron un envase estándar para frutas y verduras. Así nació el envase azul reutilizable y altamente resistente, en cuatro tamaños distintos, que facilitó los métodos de distribución de frutas y verduras frescas. 

En muy poco tiempo, millones de envases azules circulaban por los mercados de Europa y la cifra sigue aumentando cada año. Desde entonces, los envases reciclables no sólo se emplean para frutas y verduras, sino también para pescado, carne, panadería y productos de conveniencia. Los representantes de la gran distribución habían descubierto las ventajas de esta extensa normalización. Los envases tuvieron una gran aceptación por toda Europa.

En 1997, Euro Pool System lanzó el envase plegable, una versión desarmable del envase rígido. Es apilable, al igual que el envase rígido, pero ocupa hasta un 86% menos de volumen cuando está plegado, por lo que es considerablemente más eficaz en la cadena de suministro de la logística de devoluciones.

La empresa ha seguido creciendo a un ritmo estable, logrando ya a principios de 2011 una cifra récord de 600 millones de rotaciones al año. La adquisición de la empresa LPR, especialista en pooling de palets, ha supuesto para ambas compañías una mayor capacidad de crecimiento en mercados clave.

La compañía ofrece la integración de sus actividades logísticas con las de sus clientes, con el objeto de lograr un ahorro de miles de kilómetros de transporte y una reducción drástica de su huella de carbono; dos resultados que benefician a toda la cadena de suministro de productos frescos.