El puerto de Vigo participa en un proyecto para la reducción de emisiones de los buques atracados en puerto

En diciembre, el Comité de Transporte del Parlamento Europeo aprobó el nuevo reglamento de obligado cumplimiento, que define las nuevas Redes Transeuropeas de Transporte. De esta forma, el corredor del Mediterráneo ha quedado confirmado como prioritario para la Comisión Europea, junto con las plataformas multimodales de Murcia y Zaragoza.

A pesar de no estar incluido en el  reglamento, el puerto de Vigo sigue luchando por ser considerado nodal dentro de la Red Transeuropea de Transportes y mira a la reunión entre Parlamento, Comisión y Consejo europeos, previa al trámite parlamentario de la propuesta consensuada, como la última opción para su inclusión.

En este sentido, los eurodiputados socialistas se han comprometido con el alcalde también socialista, de Vigo, a seguir trabajando en Bruselas para que el nuevo texto de la Red Transeuropea incluya a Vigo como puerto nodal  y así, no tenener que tratar su posible incorporación a través de una moción.

Según informa el rotativo regional El faro de Vigo, a finales de enero comenzarán a negociarse las modificaciones en el documento que relega a Vigo como terminal secundaria de La Coruña y de Gijón, por lo que los eurodiputados cuentan con cinco meses para negociar hasta llegar al plenario.

Los representantes del partido socialista en Bruselas se encargarán de hacer llegar un informe con los tráficos portuarios encargado por el Ayuntamiento. Si no se incluye al puerto de Vigo antes del pleno, desde el PSOE han recalcado que entregarán una enmienda a la Red Transeuropea de Transportes para que se incluya a la terminal como infraestrcutura principal y prioritaria.