La crisis sanitaria global surgida con ocasión de la propagación del coronavirus, ha llevado a los Estados miembros a la adopción en el ámbito del transporte de mercancías por carretera de diferentes medidas unilaterales y descoordinadas con el resto de los Estados. El objetivo de estas medidas ha sido el de garantizar la continuidad de un servicio considerado por todos ellos como esencial y fundamental para garantizar el abastecimiento y suministro de bienes de primera necesidad tanto al conjunto de sus ciudadanos como de las restantes actividades económicas y sanitarias imprescindibles en estos momentos.

Ante esta situación caótica, Fenadismer ha venido expresando reiteradas quejas por la falta de coordinación e incluso de efectiva actuación por parte de las instituciones europeas, que han estado en todo momento a remolque de los Estados y de las medidas que éstos de forma unilateral, en el intento de proteger y garantizar la salud de los ciudadanos y la continuidad de la actividad económica, han ido adoptando a lo largo de todo este proceso.

Las numerosas críticas planteadas han hecho que la Comisión Europea, ante la reanudación paulatina de la actividad que los Estados miembros plantean, haya promovido un conjunto de medidas dirigidas al sector del transporte por carretera. Se trata en definitiva, de facilitar el desarrollo de la actividad y garantizar la continuidad en la ejecución de las operaciones de transporte con criterios homogéneos y armonizados en todos los países de la UE.

Procedimiento legislativo de urgencia

Así, el conjunto de medidas propuestas por la Comisión Europea se refieren a diferentes ámbitos. Contemplan disposiciones sobre la extensión de los certificados y licencias profesionales, para permitir a las empresas la adecuada continuidad de la actividad, o sobre la adopción de medidas financieras para aliviar la situación de las Pymes y autónomos afectados por la crisis debido a la drástica reducción de la actividad.

Las principales medidas planteadas por la Comisión europea, para su tramitación y aprobación por el procedimiento legislativo de urgencia, se refieren a aspectos tales como la prórroga de la validez de los permisos de conducir, las revisiones de los tacógrafos, la validez de las Inspecciones Técnicas Obligatorias de los vehículos, la capacidad financiera de las empresas de transporte ante la crisis económica y la validez de los certificados de conductor de terceros países, entre otras.

Asimismo, siendo la Comisión consciente de la disparidad de medidas y criterios adoptados por los diferentes países que han actuado de manera unilateral en respuesta a la situación de emergencia, ha propuesto una serie de medidas con un enfoque coordinado y armonizado. Se persigue con ello que su aplicación sea idéntica en todos los Estados miembros de la UE, lo que supondría una garantía de estabilidad y seguridad jurídica para los transportistas.

Por ello, Fenadismer, a través de su asociación europea UTER, va a urgir al Consejo y Parlamento Europeo a su tramitación y aprobación inmediata, para que estas propuestas tengan una rápida traslación a un texto legal, ya que la supervivencia del sector así lo requiere en estos momentos.