Solo se aceptaran tarjetas de emisores financieros y dispositivos de telepeaje

Los usuarios están obligados a apagar un peaje que no tiene relación alguna con el servicio q2ue reciben.

La Comisión Europea está preparando una normativa para obligar a las concesionarias de autopistas a cumplir la directiva que, ya en 2004, imponía a los estados la obligación de que al menos la mitad del tráfico abonase los peajes con dispositivos telemáticos. Una medida que ayuda a evitar los atascos en las cabinas en periodos de mucho tráfico.

La medida ha sido anunciada en la respuesta de la Comisión a una pregunta realizada por la eurodiputada vasca, Izaskun Bilbao, en torno a los atascos recurrentes en diversas autopistas estatales en situaciones de saturación de tráfico.

Concretamente, Bilbao ha indicado en su pregunta formal que, todos los veranos, la saturación en las cabinas de control transfronterizas, así como la falta de medidas efectivas para enfrentarla, producen atascos kilométricos en puntos estratégicos de circulación entre Estados de la Unión.

En autopistas como la AP-9 en Galicia o en la AP8/E5 en el paso fronterizo de Biratu entre España y Francia, el principal problema se genera por la escasez de cabinas de peaje en puntos críticos y tiene consecuencias para el medio ambiente, la seguridad vial, el consumo energético y los derechos de los usuarios. 

Según indica la eurodiputada en su solicitud de información, los usuarios carecen de respuesta por parte de las autoridades de los Estados miembros y obligan a abonar un peaje que no tiene relación alguna con el servicio que reciben.

¿Intervendrá la Comisión Europea?

A la vista de estos hechos, Bilbao ha preguntado si cabe una intervención europea para corregir, desde la perspectiva de los derechos de los consumidores, el comportamiento de los concesionarios de estas autopistas. 

Del mismo modo, también ha solicitado información sobre la existencia o no de algún proyecto para agilizar la instalación de servicios telemáticos de peaje transfronterizos en estas vías que puedan contribuir a resolver esta situación. 

En su respuesta, el ya ex comisario de transportes, Siim Kallas, recuerda que los estados miembros en los que se producen estos problemas están incumpliendo claramente el artículo 2, apartado 5, de la Directiva 2004/52/CE, que impone a los Estados miembros la obligación de velar por que al menos el 50% del tráfico que pase por cada área de peaje pueda utilizar sistemas de telepeaje.

En este sentido, indica que la Comisión también está analizando una nueva iniciativa para fomentar aún más el telepeaje basado en la distancia recorrida. Además, el organismo apoya el desarrollo de productos que ayuden a garantizar la interoperabilidad de los sistemas de telepeaje, y de servicios que garanticen la prestación de servicios de buena calidad por parte de los operadores de sistemas de peaje.

Así, el entonces comisario respondía también a la petición que le formula el Parlamento en su informe sobre un plan estratégico para un servicio europeo de telepeaje y un sistema de viñeta para vehículos particulares ligeros en Europa, conocido como el informe Higgins.

En este texto, se solicita a la Comisión que examine medidas legislativas adecuadas en materia de interoperabilidad de los sistemas de peaje, con miras a obligar a todas las partes interesadas a impulsar el Servicio Europeo de Telepeaje (SET).

Nuevas cuestiones

A la vista de esta respuesta, la eurodiputada ha lanzado una nueva pregunta a la Comisión, que aún no ha obtenido respuesta, en que se interesa por las medidas que pueden adoptar los conductores para compensar este incumplimiento.

En concreto, ha solicitado información sobre los plazos que maneja la Comisión para redactar su nueva iniciativa sobre peajes, y si una suspensión o rebaja del peaje en caso de retenciones por saturación previsible en las áreas de pago podría acelerar la solución de este problema.

Por último, Bilbao pregunta qué reclamaciones de los conductores en este sentido podrían actualmente ampararse en la Directiva sobre Derechos de los Consumidores, así como las previsiones para castigar la negligencia de los concesionarios en la prestación del servicio, descritas en la legislación de muchos estados miembros.