MyFerryLink, oferta de servicios de ferry de Eurotunnel en el Canal de la Mancha

MyFerryLink en el Canal de la Mancha.

El Grupo Eurotunnel busca comprador para su negocio marítimo MyFerryLink en el Canal de la Mancha, que conecta el puerto de Dover, Reino Unido, y el puerto de Calais, Francia, con 24 frecuencias diarias, después de que la Justicia británica haya establecido que la presencia también en el mar del operador del túnel ferroviario vulnera los principios de competencia. 

A la gestión durante 20 de años del túnel del Canal de La Mancha, en el que 38 de sus 50 km pasan por debajo del agua, se sumaban en agosto de 2012 las operaciones marítimas del grupo entre Europa continental y Reino Unido, con el inicio de la actividad por parte de la naviera MyFerryLink, cuya flota estaba integrada por los ferries ‘Rodin’, ‘Berlioz’ y ‘Nord-Pas-de-Calais’ de la desaparecida SeaFrance.

Desde la creación de la misma, y particularmente durante el pasado 2014, La Comisión de la Competencia del Reino Unido ha venido reclamando el cese de operaciones del negocio marítimo, indicando la amenaza que supone para la libre competencia en el tráfico entre las dos orillas del Canal de la Mancha ya que, sólo con los trenes, Eurotunnel controla alrededor del 40% del mercado. 

Ahora, el Tribunal de Apelación de Competencia se ha pronunciado en favor de la decisión adoptada por la Autoridad de Competencia y Mercados, el pasado 18 de septiembre, y obliga al grupo a deshacerse de la naviera en un plazo máximo de seis meses, tras rechazar la apelación presentada en Londres durante los días 24 y 25 de noviembre.

No obstante, desde Eurotunnel han reiterado que esta decisión «es ilógica, ya que reduce la competencia en el Canal y va en contra de los principios del libre comercio».

Se busca comprador

Sin embargo, ante la obligatoriedad impuesta, desde el Grupo han indicado que el futuro de la naviera está fuera de la compañía, y que buscan comprador para la misma.

La decisión no sorprende si se tiene en cuenta que, si bien recientemente han afirmado sentirse orgullosos de «haber triunfado donde tantos otros han fracasado», y que los objetivos de 2014 se han cumplido con 400.000 camiones y 350.000 coches transportados en esta línea, desde la compañía han venido señalando el posible desprendimiento de este negocio durante los últimos meses.

En ese sentido, durante la presentación de resultados del primer semestre del ejercicio anterior, en el que el 14% de las pérdidas de 11 millones de euros vinieron de la mano de los descensos en los tráficos de la naviera, desde el grupo ya avanzaron que “la hipótesis más verosímil es que para finales de año se suspenda la actividad de esta filial de ferrys».

A pesar de que desde el Grupo no han mencionado una posible apelación ante la Justicia británica, desde la web de la naviera MyFerryLink se informa de que «continuará con su batalla ante el Tribunal de Apelación», indicando que presentarán un nuevo recurso durante los próximos días y que de momento «seguirán operando la línea».