camiones ferrocarril intermodal eurotunnel

Eurotunnel realiza ocho controles diferentes a los camiones que utilizan la infraestructura.

La enquistada situación que vive el proceso de salida del Reino Unido de la Unión Europea pone a los operadores de transporte y logística en una situación de incertidumbre difícil de gestionar.

Sin embargo, la mayor parte de las empresas que actúan en el tráfico bilateral entre la UE y Gran Bretaña ya están elaborando planes de contingencia que les permitan preparse incluso para los peores escenarios que pudieran abrirse.

Una de estas compañías que lleva más de dos años haciendo preparativos de este tipo es Getlink, matriz de Eurotunnel que, según sus propios datos, canaliza un 26% del tráfico de mercancías entre ambas partes.

La empresa asegura que «trabaja para que los controles fronterizos posteriores al ‘Brexit’ no tengan un impacto significativo en el tráfico por el túnel».

Así mismo, Eurotunnel asegura que en 1994, cuando se abrió la infraestructura bajo el Canal de La Mancha, los camiones pasaban cuatro controles diferentes, mientras que ahora se realizan ocho.

En este sentido, Getlink refiere, a través de un comunicado, que «este incremento en el nivel de los controles a lo largo del tiempo no ha impedido que el tráfico de camiones se haya multiplicado por cuatro en el período que va de 1994 a 2018″.