La junta general universal de socios de Explotación Internacional de Transportes, Exit, ha dado el visto bueno el pasado 14 de septiembre a la absorción de dos sociedades participadas por unanimidad.

De esta manera, la compañía radicada en la localidad alicantina de Alcoy integrará a Trans Júver y a Loditrans, en una operación de fusión por absorción.

Así mismo, el movimiento implica la disolución sin liquidación de las sociedades absorbidas y el traspaso en bloque a título universal de todo su patrimonio social a la matriz, Explotación Internacional de Transportes, Exit.

Por otra parte, al tratarse de una fusión impropia, no procede establecer tipo de canje de las participaciones ni se requiere el aumento de capital de la sociedad absorbente.

Sin embargo, en la fusión por absorción de Loditrans por parte de Explotación Internacional de Transportes, Exit, se ha acordado aumentar el capital social de la sociedad absorbente en 267.000 euros.

Precisamente esta última empresa, Loditrans, se funda en 2005, para poder ofrecer una cobertura geográfica más amplia, con delegaciones ubicadas, además de la central de Alcoy, en la localidad valenciana de Gandía, así como en Murcia.